Noticias

El Valle de Aranguren traza su futuro

EN LOS PRÓXIMOS 15 AÑOS, LA ESTRATEGIA MUNICIPAL PRETENDE CONSOLIDAR EL CRECIMIENTO, PRESERVAR EL TERRITORIO Y NO INICIAR NUEVOS DESARROLLOS

EN los últimos 22 años, el Valle de Aranguren ha experimentado un crecimiento «continuo», pasando de 1.500 habitantes en 1990 a 8.500 en la actualidad. Para consolidar esta población, así como el nivel de servicios alcanzado y, «sobre todo y lo más importante, preservar el territorio del Valle», el pasado 29 de mayo el Ayuntamiento inició el trámite para sacar adelante la Estrategia y Modelo de Ocupación del Territorio (EMOT), abriendo un periodo para que los ciudadanos puedan realizar aportaciones hasta su aprobación inicial, visto bueno del Gobierno de Navarra y exposición pública.

La EMOT es un documento previo a la formulación del Plan Urbanístico y en él se define la estrategia de desarrollo del municipio, sus prioridades y modelo de crecimiento, entre otras cuestiones. Ambos trabajos están siendo elaborados por un equipo redactor formado por los arquitectos Javier Suescun, Ricardo Villar y José Ignacio Arribas. En el caso de Aranguren, según explica su alcalde, el independiente Manolo Romero (CPVA), la elaboración de la estrategia se ha ralentizado, porque durante años el Consistorio se ha mostrado «muy reacio» a atender a las «presiones» del departamento de Ordenación del Territorio para planificar nuevos desarrollos urbanísticos, una actitud oportuna a la vista de los actuales acontecimientos. Así las cosas, la estrategia pretende mantener y potenciar la estructura urbana actual, consolidando lo ya realizado y preservando «el futuro del Valle desde el punto de vista del interés vecinal y desde el punto de vista del interés comarcal, porque entendemos que Aranguren también juega un papel estratégico en lo que es la comarca», apunta. Y es que, como señala Romero, «es un valle cerrado muy apto para la salida de los ciudadanos de Pamplona, no está atravesado por ningún corredor de alta velocidad, por lo que resulta muy acogedor para el paseante».

SIN «CRECIMIENTOS IMPORTANTES»

Culminar las urbanizaciones de Mugartea y Entremutilvas

En cuanto a la vivienda, el alcalde explica que «no prevemos ningún crecimiento importante». De hecho, se centrarán en ejecutar los sectores de Entremutilvas y Mugartea, donde hay unas 250 y 1.000 viviendas sin construir, respectivamente, y en los núcleos rurales (salvo Tajonar, que debatirá su futuro) contemplan pequeños desarrollos de baja intensidad que «irán en consonancia con la necesidad de vivienda de los propios vecinos», así como de aquellas personas que quieran ir a vivir a estos enclaves, pero «siempre manteniendo su filosofía de crecimiento». Asimismo, en la estrategia «se prioriza la vivienda protegida» y se plasma «una referencia expresa a la posible y deseable modificación del uso industrial existente en la antigua Mutilva Alta para residencial».

En relación al suelo destinado a actividad económica, se mantienen los que están en marcha, si bien se reservan 640.000 m2 en una zona junto a la Ciudad Deportiva de Osasuna y a Caceco, «para que en estos 15 años podamos analizar hacia dónde tiene que ir la tendencia después», expone Romero. Éste se muestra especialmente crítico con el PSIS de la Ciudad de Seguridad, que considera «un despropósito», y manifiesta estar sorprendido por que el consejero Javier Morrás «mantiene que está vivo». La estrategia también plantea una reserva de suelo de 1.175.000 m2 al este de la Ronda (frente a la zona de Entremutilvas y en todo el paraje de Sankin), que, al igual que en la zona de Tajonar, se clasifica como no urbanizable, adscrito a la categoría de suelo de salvaguarda del modelo desarrollo. «No se puede actuar sobre ellos, para que no queden hipotecados para el futuro, pero no se planifica su desarrollo», aclara.

Por otro lado, en relación al medio ambiente, se contempla el cierre del vertedero para el año 2022 y su restablecimiento como espacio natural; la recuperación ambiental como parque comarcal de la balsa de Ezkoriz (o de Zolina), planteando su uso como elemento regulador del caudal del río Sadar, siempre que se garantice la inocuidad de sus aguas; la creación de una red de itinerarios naturales; y la regulación con rigor de las condiciones para el mantenimiento de las huertas de ocio existentes, prohibiendo su expansión y la aparición de nuevos núcleos. En definitiva, con esta EMOT, «vamos a tener libertad absoluta para planificar el futuro del Valle de Aranguren los próximos 15 años; libertad porque no existe ningún tipo de presión urbanística sobre el municipio y porque lo que queremos es preservar el territorio, no solo para los vecinos, sino para la propia Comarca de Pamplona», concluye Manolo Romero.

l Composición. El Valle de Aranguren lo componen Aranguren, Góngora, Ilundáin, Labiano, Laquidáin, Mutilva (cabecera), Tajonar (más desarrollado que el resto de núcleos y con un crecimiento distinto) y Zolina.

l Superficie. 40,6 km2.

l Población joven. En 2010, la media de edad era de 34 años.

l Actividad. Aranguren ha desarrollado una importante actividad económica basada en talleres, almacenes, comercio y servicios, situados la mayoría en Mutilva y Tajonar.

l Ronda este. El alcalde rechazó la Supereste porque «la variante este se puede desdoblar y no tendríamos que incidir en una afección más en el interior del valle y porque no va a resolver ningún problema de tráfico».

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Etiquetas
VER MÁS
Publicidad

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
X