El vicepresidente Aierdi presenta el equipo de acompañamiento social para la vivienda de alquiler y firma el primer convenio con Arangure

Ha dado a conocer un estudio pionero sobre comportamiento energético para fomentar hábitos más eficientes entre las personas arrendatarias de Nasuvinsa y mejorar su confort, su salud y el ahorro económico

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno foral, José Mª Aierdi, ha presentado hoy un paquete de medidas para mejorar la calidad del servicio de vivienda pública de alquiler social.

En concreto, la creación de un novedoso equipo de acompañamiento socioeducativo para favorecer hábitos energéticos eficientes y la convivencia en las promociones, que tendrá al Valle de Aranguren entre los primeros ámbitos de actuación, y un estudio pionero a nivel estatal sobre comportamientos energéticos de los usuarios de Nasuvinsa, para poder medir la incidencia de las medidas que se implementen en los futuros Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN) y conocer el impacto directo sobre su confort, salud y ahorro en los consumos.

El consejero Aierdi ha estado acompañado en la rueda de prensa por Marisa Arrondo, trabajadora social del área de alquiler de Nasuvinsa, que ha expuesto el nuevo de acompañamiento sociosanitario; Manuel Romero, alcalde del Ayuntamiento del Valle de Aranguren/Aranguren Ibarreko Udala, con el que previamente ha firmado un convenio de colaboración; y Luis A. Martínez, sociólogo y autor del diagnóstico que ayudará a fomentar comportamientos más eficientes en los ECCN que Nasuvinsa está incorporando al parque público de alquiler.

Aierdi ha reafirmado la voluntad del Gobierno de Navarra de acompañar a la ciudadanía en este proceso de implantación de la vivienda de consumo casi nulo, tras recordar que la política de alquiler es una de sus prioridades de la acción de gobierno, para garantizar un número de viviendas suficientes y asequibles ante una demanda diversa y que se ha disparado en los últimos años.

Ha señalado asimismo que “cuando apostamos por un cambio de paradigma de la política pública de vivienda hablamos de cambios sustanciales en la forma y en el fondo, hablamos de recuperar la función social de la vivienda frente a su valor patrimonial, hablamos de la vivienda como herramienta de cohesión social frente al negocio inmobiliario; hablamos, en definitiva, del derecho a una vivienda asequible y de calidad para todas las personas”.

El consejero ha expresado la voluntad de implicar a las entidades locales en la política pública de vivienda, mediante convenios como el firmado hoy con el Ayuntamiento del Valle de Aranguren, que se harán extensibles a otros municipios.

Equipo de 9 profesionales

El consejero ha explicado que el nuevo servicio de acompañamiento socioeducativo responde a los objetivos del propio Plan de Vivienda de Navarra, entre ellos el de mejorar la gestión de la vivienda pública protegida en régimen de alquiler, garantizar el acompañamiento integral de las personas adjudicatarias y favorecer su mayor grado de integración, especialmente en aquellos casos en los que puedan concurrir problemáticas específicas.

En concreto, se define como “un método de intervención profesional temporal, basado en el derecho de la ciudadanía a una relación de ayuda o atención social personalizada”.

El equipo de trabajo está integrado por un total de 9 profesionales, cuya incorporación progresiva a la plantilla de Nasuvinsa ya se ha iniciado y se completará a principios de 2020. Abarcarán las 34 promociones públicas repartidas principalmente en Pamplona y su comarca y en Tudela. Se prevé que cada profesional esté presente en una media de 100 a 120 viviendas repartidas por las zonas donde están las promociones públicas, sin excluir en esta actuación social viviendas de la bolsa de alquiler.

Entre los objetivos específicos de este proyecto figura incorporar figuras educativas en los bloques de viviendas de Nasuvinsa, realizar un diagnóstico social en cada una de ellas, intervenir a nivel socio-familiar y comunitario tratando de mejorar la convivencia en los inmuebles, potenciar el buen uso de las viviendas y de los espacios comunes, y apoyar y acompañar a las familias en sus itinerarios de incorporación social.

Actualmente Nasuvinsa gestiona 1.704 viviendas de alquiler protegido, de las que 1.006 pertenecen al parque público, repartidas en 34 promociones, incluida la de Entremutilvas, y las 698 restantes a la bolsa de alquiler, cedidas por propietarios particulares.

A este parque público se irán sumando progresivamente otras 524 viviendas de nueva construcción contempladas en el Programa Navarra Social Housing, que en su mayor parte se encuentran en construcción (285) o de promoción (183).

Convenio con el Ayuntamiento de Aranguren

El convenio de colaboración firmado hoy por el consejero José María Aierdi y por el alcalde del Ayuntamiento del Valle de Aranguren, Manuel Romero, regula la prestación del servicio de acompañamiento social en esta localidad, en concreto en las 42 primeras viviendas para alquiler público ya finalizadas con el modelo passivhaus, dentro del Plan Navarra Social Hausing.

Nasuvinsa y el Ayuntamiento de Aranguren expresan en el acuerdo su voluntad de aportar los recursos materiales y profesionales necesarios, con el objetivo de facilitar a las personas usuarias de vivienda pública el mayor grado de integración mediante el fomento de aspectos sociales, laborales, culturales y deportivos, según se recoge literalmente en el acuerdo.

La sociedad pública de suelo y vivienda Nasuvinsa financiará, en colaboración con el Gobierno de Navarra, los medios profesionales necesarios para realizar un diagnóstico previo de este nuevo núcleo residencial y de las personas residentes, que permita incidir de manera más proactiva en un proceso preventivo, educativo y rehabilitador, según se recoge en la cláusula segunda del convenio de colaboración.

El convenio rubricado hoy recoge el compromiso del Ayuntamiento de Aranguren de ceder gratuitamente las dependencias municipales necesarias para facilitar labor profesional del equipo de acompañamiento social de Nasuvinsa.

Así mismo, los servicios sociales del Ayuntamiento facilitarán a las personas inquilinas en el sector de Entremutilvas información en materia de empleo, cultura, ocio, deporte y de cuantas actividades se realicen en el ámbito municipal y contribuyan al desarrollo personal.

Por su parte, la sociedad pública Nasuvinsa cederá al Ayuntamiento de Aranguren el uso de dos viviendas en el citado edificio, para atender posibles emergencias habitacionales o la propia demanda social en este municipio. El período de cesión será de siete años, prorrogables automáticamente por periodos anuales.

Estudio de hábitos y comportamiento energético

En la rueda de prensa se ha presentado el “Estudio de hábitos y comportamiento energético de los usuarios de Nasuvinsa y su relación con los Edificios de Consumo Casi Nulo-Pasivos”, que responde a un concepto pionero a nivel del estado.

Su autor, el doctor Luis A. Martínez, sociólogo y consultor especializado en edificios de consumo casi nulo-pasivos, ha explicado que ahora se ha realizado la primera fase del estudio para conocer las opiniones y experiencias de los usuarios de los edificios pasivos antes de habitarlos. Se completará con la fase post ocupacional, prevista para dentro de un año, que permitirá analizar comparativamente en qué medida se están cumpliendo las expectativas en opinión de los usuarios que ya ocupan la vivienda de consumo casi nulo-Passivhaus.

Del estudio se desprende que más de 8 de cada 10 usuarios encuestados (82,8%) consideran que la vivienda afecta bastante a su salud, y que el frío y el calor es el principal condicionante por encima de otros como infiltraciones, humedades o calidad del aire interior.

El comportamiento sobre hábitos energéticos del usuario de Nasuvinsa en su edificio es correctivo, siendo su objetivo principal paliar el déficit de calor y frío.

En cuanto al factor coste, los usuarios señalan lo que influye en su casa para que no tengan confort es, en primer lugar, la imposibilidad de pagar un recibo de energía muy alto, percepción que se acentúa en período invernal, y en segundo lugar durante el verano

Así mismo, se detecta una coincidencia baja/baja-media entre los hábitos actuales y los que requieren los ECCN pasivos, mientras que el factor que se considera más positivo es la existencia de hábitos de conservación de la energía, muy interiorizados entre los usuarios.

Como factores clave de control para la fase post-ocupacional se citan el uso de la ventilación, usabilidad de los controles para aumentar o disminuir varios grados la temperatura en la casa, efecto rebote debido al ahorro producido y su impacto económico y cambio de roles de los elementos de la vivienda.

Finalmente, se observa una buena disponibilidad de los usuarios para afrontar los Edificios de Consumo Casi Nulo desde su experiencia actual.

A través de
www.navarra.es
Etiquetas
VER MÁS
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados:

Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
X