La Morea: más accesos y grandes superficies

Impulsada por Aranguren y Galar, ahora en manos privadas, incluye 323.723 m2 para comercio, servicios e industria limpia

La urbanización costará 34 millones e incluye nuevos accesos al sur y al este de Pamplona

La cadena valenciana podría tener ya reservada una parcela en la ampliación de La Morea, donde sí irá Bricor

Morea, el sector entre Cordovilla, en la cendea de Galar, y Tajonar y Mutilva, en el valle de Aranguren, en el que se instalará Bricor y en el que se negocia el desembarco de Mercadona en Navarra está listo para su urbanización. La aprobación definitiva, este mismo mes, de los últimos trámites administrativos desbloquea una iniciativa impulsada a principios de esta década.

El proyecto, sin embargo, se enfrenta a la incertidumbre del mercado y a la de una ley foral de grandes superficies que, de no mediar otra solución, bloqueará a partir de abril las grandes iniciativas comerciales, de servicios o industrias limpias para las que fue concebida. Las grandes superficies quedarán únicamente vinculadas a zonas residenciales (con un 35% de densidad) y no a polígonos como el diseñado entre Aranguren y Galar.

El polígono conocido como Sector Morea fue diseñado en su día para que incluyera «grandes viales» que dieran soluciones de acceso y salida alternativas a los saturados polígonos colindantes de Galaria (Leclerc, La Morea, Leroy Merlin, etc), polígono industrial de Mutilva Baja y al Tajonar-Osasuna). Junto a grandes parcelas para instalar negocios, se dibujaron nuevos accesos a la red viaria sur y este de la comarca.

Con esta idea, el Ayuntamiento de Aranguren impulsó la tramitación de un plan de conjunto con Galar que tras mucho trabajo técnico y negociaciones fue del gusto del departamento de Obras Públicas. «Surgió por las deficiencias viarias e la zona comercial de Galaria y se planificó para resolver y aumentar la capacidad de la zona y de las futuras instalaciones. Se diseñaron vías con capacidad de dar entrada y evacuación a la zona comercial, pero fue un proceso largo de trabajo de los técnicos y de consenso con Obras Públicas, ya que afectaba a vías principales», rememora el alcalde Manolo Romero.

En un primer momento, el plan fue de iniciativa municipal. En 2005 se aprobó de forma definitiva en Plan de Conjunto y después se trabajó, a ritmo más o menos lento, en el diseño final y en la reparcelación. Entre medio, el Gobierno foral impulsó una ley de grandes superficies que modificaba la instalación de los proyectos empresariales que tendrían cabida en Aranguren. A su vez, y ya en plena crisis y recesión económica, la iniciativa privada quiso liderar el polígono para poder urbanizar sus parcelas e impulsar proyectos. De la ejecución por el sistema de cooperación (con impulso de la administración) se pasó al de compensación, a través de una junta en la que estarían los propietarios de suelo: Ayuntamientos, la UTE formada por Obenasa, Azpiroz y Saralegui e Iruña; el promotor Alberto Idoate o el grupo Amenabar de Guipúzcoa, entre otros.

Para hacer frente a la ley, explica Romero, se negoció «una moratoria a la ley de grandes superficies para que, hasta abril de 2011, pudieran presentarse proyectos para tramitar la licencia comercial». Hasta la fecha sólo Bricor, la firma de bricolaje del grupo El Corte Inglés, ha presentado la documentación. Además, se han anunciado las negociaciones con Mercadona. «En cualquier caso, el polígono no sería viable sólo con estas dos propuestas, por lo que estamos estudiando posibles recursos legales, a través de Europa, para garantizar la libre competencia», asegura el alcalde.

Accesos diseñados

El polígono cuenta con catorce parcelas, la mitad de ellas en Galar y la otra mitad en Aranguren. Suman en total 304.139 metros. Los usos definidos para la construcción, según la memoria del plan de conjunto, son comercial, servicios, terciario e industria limpia. El terreno restante se destina a reserva paisajística, zonas verdes y dos parcelas dotacionales, una para cada ayuntamiento.

La ordenación, explican los arquitectos redactores del plan, «pretende terminar de desarrollar el polígono comercial existente hasta llegar a la Ronda Este». «El tamaño de las parcelas (entre 13.000 y 48.000 m2) permite la implantación de todo tipo de empresas y priorizar la creación de grandes viales que articulen la ordenación de este sector, y que a su vez son capaces de dar soluciones de acceso y salida alternativas a los polígonos colindantes (Galaria, polígono industrial de Mutilva Baja y Tajonar-Osasuna), creando nuevos accesos y mejorando los viales existentes.

Fuente: www.diariodenavarra.es

Etiquetas
VER MÁS
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados:

Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
X