La urbanización de Mugartea se hará con pavimentos que absorben el agua

EL SISTEMA PERMITE RETENER LAS PLUVIALES PARA NO SATURAR LOS COLECTORES

600 de las 900 viviendas que se construirán en el sector serán protegidas

La futura urbanización de Mugartea, situada entre Mendillorri, Lezkairu y Mutilva Alta, se realizará empleando «novedosos pavimentos que permitirán absorver el agua de lluvia», así como una serie de estanques de laminación de pluviales con los que se evitará el sobrecargo de los colectores generales, según explicó el alcalde del Valle de Aranguren, Manolo Romero. Asimismo, la solución urbanística propuesta contempla la creación de zonas naturalizadas y jardines especialmente adaptados al encharcamiento.

La propuesta de urbanización plantea un sistema de laminación de pluviales, lo que permite que el agua de lluvia sea almacenada y vertida gradualmente a los colectores generales, en lugar de hacerlo de manera inmediata. Así se evita un sobrecargo en los mismos, ya de por sí saturados, y que además tendrán que soportar los vertidos de Lezkairu.

El proyecto de urbanización concede una gran importancia al parque que se ubicará en la colina, donde se respetará la orografía del lugar y se apostará por «la mínima alteración de los suelos», tratando de que los caminos sean «la única intervención agresiva». Por ello, está previsto que continúe habiendo en la zona campos de labranza. Por otra parte, aunque el parque no tendrá ningún curso de agua permanente, sí se creará una regata de caudal estacional por la que discurrirá el agua en los momentos de grandes avenidas y que desembocará en un estanque, situado en la parte sur del parque, que se llenará en esos momentos pero que estará normalmente seco y será un jardín más.

El valor estimado de la urbanización del sector de Mugartea asciende a 11.854.439,66 euros y el plazo de presentación de solicitudes de participación y ofertas concluye el próximo 20 de mayo. Las obras se iniciarán a comienzos de verano y está previsto que tengan una duración de un año, tras el cual se prevé que den comienzo los trabajos de edificación de las 903 viviendas que están proyectadas en la urbanización. De ellas, 297 serán libres, 536 serán VPO y 70 más pertenecerán al régimen del Banco Foral.

Manolo Romero, alcalde de Aranguren, asegura que en Mugartea se ha realizado «un urbanismo sostenible, porque no desencaja en el valle ni tampoco en la Comarca de Pamplona» y apuesta por «urbanizaciones de en torno a 1.000 viviendas en lugar de macro-urbanizaciones como Guenduláin», ya que «el Gobierno de Navarra no tiene que aportar prácticamente nada y nosotros podemos equilibrar los servicios entre los vecinos nuevos y los antiguos».

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Etiquetas
VER MÁS
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados:

Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
X