Noticias

Los nidos gigantes de Pipo llegan a Mutilva

LOS ALUMNOS DE LA ESCUELA TALLER ILUNDÁIN HAN AYUDADO A JOSÉ LUIS DE LA HOZ A CREAR TRES ESCULTURAS CON 2.000 KILOS DE RAMAS

«SACAR el arte a la calle, sensibilizar a la población, respetar el medio natural del parque y trabajar con el interior de la persona». Así resume el artista José Luis de la Hoz, más conocido como Pipo, el proyecto que, junto al Ayuntamiento del Valle de Aranguren y con la colaboración de los treinta alumnos de la 7ª escuela taller Ilundáin-Valle de Aranguren, ha llevado a cabo durante el último mes en los jardines de Mutilva. Tres esculturas, que simbolizan un nido, un caracol y un corazón, que han sido creadas entrelazando para ello 2.000 kilos de ramas y restos de poda. Un trabajo laborioso para el cual ha intentado implicar a «cuanta más gente mejor: jubilados, colegios, gaztetxe…».

Hace dos años, fruto de la «causalidad» y tras una crecida en el río Arga, José Luis de la Hoz comenzó a apilar las maderas que el agua había dejado a la altura del puente del restaurante Zubiondo de Huarte. Así, creó un nido gigante de doce metros de perímetro por más de uno de altura. A raíz de esta iniciativa, relató este educador social, el concejal de Medio Ambiente de Aranguren, Rubén Ibero, le invitó a preparar un proyecto para el Paseo Ibaialde; iniciativa que es hoy una realidad.

Bajo el título de Mutilva eres una, ha elaborado una instalación artística para concienciar sobre la importancia del medio ambiente y que se plasma en tres esculturas. Dos de ellas se encuentran en el paseo, el caracol y la papelera, y la tercera, un corazón, está en Entremutilvas. Respecto a esta última figura señala que «estando al fondo del corazón, con sinceridad y enfrentándonos a la verdad, seremos nosotros mismos más libres, más felices». Del caracol explica que «simboliza la necesidad de llevar un ritmo más lento; probablemente el más rápido para amarnos». Finalmente, en la papelera dice que habla el propio río: «Os necesito a mi lado, no contra mí, ayúdame a mantenerme limpio. Tú sabes cómo».

INICIATIVA «MUY POSITIVA»

Toma de contacto con el arte

Los treinta alumnos de la escuela taller Ilundáin, de las especialidades de carpintería, jardinería y albañilería, se han implicado en la consecución de estas instalaciones artísticas. El profesor Eduardo Sanz consideró «muy positiva» la iniciativa, porque permite a los estudiantes «hacer algo diferente. Supone una toma de contacto con el arte, una iniciativa original que posibilita que los chavales salgan algo de los talleres». Entre sus labores, han llevado los restos de poda de los árboles del valle, de cuyo mantenimiento se encargan.

Al alumno de carpintería Ander Zugaldía, de 17 años, le gusta el proyecto desarrollado por Pipo: «Es una buena idea hacer esto con las cosas de la naturaleza» e hizo hincapié en la importancia de estos centros que permiten tener un trabajo a jóvenes como él. Por su parte, su compañero Javier Aguirre manifiesta haberse sentido «muy a gusto» con esta tarea, puesto que les da la posibilidad de «salir fuera y hacer otro tipo de diseños». Estas esculturas, como señala Pipo, podrán seguir en pie «unos 5 o 6 años, hasta que la naturaleza las descomponga». Los frutos del trabajo que realiza la escuela, sin embargo, perdurarán siempre.

Fuente: www.noticiasdenavarra.es

Etiquetas
VER MÁS
Publicidad

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
X