Pin rejuvenece la cara de Aranetxea

EL GRAFFITI CREADO POR JAVIER ROLDÁN LUCE EN LA FACHADA DEL CENTRO JUVENIL DE ARANGUREN

La casa de la juventud del Valle de Aranguren, Aranetxea, presume estos días de nuevo aspecto; un cambio de imagen que es fruto del ilustrador y muralista pamplonés Javier Roldán, más conocido como Pin.

Su propuesta fue la ganadora del concurso convocado por el Ayuntamiento para renovar la estética de la fachada y, tras dos semanas de trabajo, se ha convertido en una realidad. «La obra en general intenta transmitir el concepto de lo que hay dentro de Aranetxea, pretende ser una ventana abierta a todas las actividades que se pueden desarrollar en el centro», explicaba ayer el autor, que recibió 2.000 euros como premio.

Ante la necesidad de dar un lavado de cara al Gazteleku, el Valle de Aranguren decidió proponer a los jóvenes artistas que remitiesen sus proyectos de murales, en lugar de que fuese una empresa u operarios del Ayuntamiento los que lo hicieran. Santi Litago, responsable de Aranetxea, señaló que se presentaron «los alumnos de una clase entera de un instituto de Burlada y otras diez obras más». Finalmente, ganó el trabajo de Pin, del que Litago destacó «el conjunto, la gama cromática y la temática variada».

Al respecto, Roldán, cuya web es www.pindbr.com, expuso que «cada plafón tiene una ilustración o tema, reflejando ideas que pueden ir desde lo más abstracto a lo más figurativo». Así, recrea un mundo imaginario donde hay unos niños que están descansando después de haber estado pintando durante el día; plasma una actividad en auge, como es el tema del BMX, con un joven que salta con una bicicleta; y representa otras actividades como la música, la informática, los juegos, la lectura y también la multiculturalidad. La parte central, ubicada en la puerta principal, «pretende ser una invitación. En ella se pueden leer las letras de Aranetxea que las está pintando Braulio, que es mi personaje fetiche, mi ídolo, mi mascota… Es un poco el protagonista que invita a entrar en el centro», indicó el autor, de 30 años.

Tras considerar que el graffiti «no está muy valorado en la cultura de Pamplona», Pin destacó la importancia de la iniciativa que le ha permitido «pintar una pared tan grande y desarrollar un proyecto majo», por lo que instó a instituciones y particulares a decorar sus fachadas. El resultado de Aranetxea «ha gustado bastante», coincidieron Roldán y Litago. «Han pasado chavales y gente mayor y los comentarios han sido bastante buenos», concluyó Pin, que añadió que «eso es lo interesante».

Fuente: www.noticiasdenavarra.com

VER MÁS
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados:

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios